Eucaristía Milagro de Amor

Contagiado de Amor

La realidad, si sabemos recibirla bien, siempre es sanante, aunque resulte dolorosa. No hay lugar para la fantasía, para el maquillaje de la vida; simplemente se impone. Y ésta ha sido tu experiencia en los Hospitales de COVID 19. Tenías que usar ropa que te preservara, ropa que te hacía aparecer como un extraterrestre, pero el Señor te dio la gracia de conservar el corazón desnudo, abierto al dolor y a la historia de cada persona que encontrabas... Papa Francisco

adquiérelo ya...

Tienda Virtual